sábado, 6 de mayo de 2017

La charla de la Flotilla de la Libertad finaliza con una llamada a la solidaridad con los presos palestinos en huelga de hambre

La charla "Flotilla de la Libertad. Rompiendo el bloqueo a la Franja de Gaza" organizada por el Colectivo de Solidaridad con Palestina Almadafa y que contó con la participación de Sandra Barrilaro y Jaldía Abubakra afrontó la situación en Palestina bajo la ocupación israelí y la experiencia vivida por las pasajeras de la Flotilla de Mujeres Rumbo a Gaza.


Jaldía Abubakra, activista proderechos humanos de origen palestino y nacionalidad española, trató las graves violaciones de los derechos del pueblo palestino bajo el régimen de apartheid israelí. Jaldía hizo un llamamiento a la defensa de los derechos fundamentales del pueblo palestino "Si permitimos que se vulneren los derechos humanos en Palestina estamos permitiendo que suceda lo mismo en cualquier otra parte del mundo". Igualmente, criticó la forma ilegítima mediante la cual las Naciones Unidas entregaron Palestina al Estado de Israel "Se ha entregado la tierra palestina sin preguntar a sus habitantes si estaban de acuerdo" y el hecho de que Israel practique la limpieza étnica desde su constitución "los israelíes quieren quedarse la tierra palestina sin su gente". Entre otras cosas Jaldía acabó denunciando el grave bloqueo que sufre la Franja de Gaza desde el año 2007. Las propias Naciones Unidas señalan que de no finalizar de inmediato este bloqueo el drama humano existente la hará inhabitable para el año 2020. Las sucesivas agresiones militares realizadas por Israel en los últimos años han supuesto la perdida de numerosas vidas humanas e infraestructuras necesarias para la vida civilizada, como lo son las escuelas, los hospitales o infraestructuras tan básicas como las depuradoras. Jaldía señaló que uno de los objetivos de la Flotilla de la Libertad "es romper el silencio mediático sobre la situación en Gaza".

Sandra Barrilaro, fotógrafa y coautora junto a Teresa Aranguren del libro "Contra el olvido: Una memoria de Palestina antes de la Nakba, 1898 - 1948", relato las experiencias vividas por la Flotilla de Mujeres Rumbo a Gaza. Una Flotilla que estuvo formada por 13 mujeres de distintas nacionalidades. Desde su partida de Barcelona la Flotilla se sintió arropada por los gestos de solidaridad de las ciudades en las que hizo escala: Corcega y Mesina. Sandrá señaló como un momento de gran emoción el gesto de solidaridad mostrado por los ciudadanos griegos que ayudaron a reparar el Zaytuna - Oliva, el velero de 14 metros de eslora en el que viajaban, cuando navegaban a la altura del mar Egeo. En anteriores ocasiones los barcos que han intentado romper el bloqueo fueron asaltados por la marina israelí cuando se encontraban a 100 millas náuticas de la Franja de Gaza. Estas son aguas internacionales y cualquier acto de este tipo es considerada una acción de piratería por la legislación internacional. Para las tripulantes del Zaytuna superar esta distancia fue motivo de esperanza, la costa de Gaza se encontraba cada vez más cerca. Sin embargo, su esperanza se quebró al alcanzar las 35 millas náuticas, cuando definitivamente la marina israelí, les cortó la comunicación y procedió al asalto y secuestro del barco, deteniendo con ello a sus tripulantes, entre ellas la misma Sandra. A partir de ese momento fueron privadas de libertad y de sus pertenencias. El sueño de una Gaza y una Palestina libre volvió a postergarse de forma indefinida.


El acto finalizó con una llamada a la solidaridad con los presos palestinos en huelga de hambre desde el 17 de abril. Bajo una pancarta en la que se podía leer "Dignidad y Libertad. Solidaridad con los presos palestinos en huelga de hambre" se fotografiaron organizadores, ponentes y asistentes a la charla. La grave situación que viven los presos palestinos en las cárceles israelíes les ha llevado a jugarse la vida en una huelga de hambre con la que quieren reivindicar sus derechos más elementales. Hasta la fecha los presos palestinos están sufriendo negligencias médicas, graves restricciones a las visitas familiares y torturas. Igualmente, denuncian las detenciones administrativas, mediante las cuales muchos palestinos son detenidos por meses y años sin conocer las causas de su detención y sin haber sufrido juicio alguno. No menos graves son las detenciones de menores. Más de quinientos palestinos menores de edad se encuentran en la actualidad en las cárceles israelíes privados de sus familias.

lunes, 1 de mayo de 2017

FLOTILLA DE LA LIBERTAD, ROMPIENDO EL BLOQUEO

VIERNES 5 DE MAYO, A LAS 19H, EN LA ALHÓNDIGA

El 14 de septiembre de 2016 zarpó de Barcelona la Flotilla de Mujeres Rumbo a Gaza. Su objetivo era denunciar y romper el terrible bloqueo al que está sometida la Franja de Gaza desde el año 2007. Sandra Barrilaro y Jaldía Abubakra, activistas pro-derechos humanos, miembros de dicha flotilla, estarán en Zamora el próximo viernes 5 de mayo explicándonos cual es la situación que se vive hoy en Palestina y cual fue su experiencia a bordo del velero Zaytuna.


La Franja de Gaza es un espacio de 360 Km cuadrados en el que viven más de 2 millones de personas. Desde el año 2007 sufre un duro bloqueo que impide la entrada de todo tipo de productos, desde materiales de la construcción hasta material médico de primera necesidad. A esto hay que añadir las continuas operaciones militares realizadas por Israel: a finales del año 2008 la operación “Plomo Fundido”, que supuso la muerte de más de 1200 personas; en el 2012 la operación “Pilar Defensivo” y en el verano del 2014 la operación “Margen Protector”, en la que perdieron la vida más de 2000 personas, entre ellas más de 500 menores, y se destruyeron todo tipo de infraestructuras vitales para la Franja.

Según las propias Naciones Unidas, la situación en la Franja de Gaza será insostenible para el año 2020 de no finalizarse el bloqueo y de no permitirse la reconstrucción de inmediato. El desempleo en la Franja de Gaza ha superado el 40% de la población activa. La pesca y la agricultura, importantes pilares económicos de Gaza, son actividades de alto riesgo ante el continuo acoso del ejército israelí. Los suministros de agua, gas, electricidad y petroleo están sometido a graves restricciones que hacen imposible la vida cotidiana o la actividad normal de los hospitales.

Ante esta situación, la Flotilla de Mujeres Rumbo a Gaza fue una llamada de atención y una denuncia de las complicidades existentes en la comunidad internacional y especialmente en Europa. La continua violación de los derechos más elementales del pueblo palestino no ha impedido la aprobación y el mantenimiento de un acuerdo de cooperación entre la Unión Europea e Israel. Algo difícil de entender cuando “el respeto de los principios democráticos y los derechos humanos” aparece como un “elemento esencial” de dicho acuerdo.


jueves, 23 de junio de 2016

El Colectivo Al'Madafa formaliza su adhesión a RESCOP

Carta de comunicación de nuestra adhesión a la RESCOP,
Nos sentimos orgullosos de poderos comunicar que hemos formalizado nuestra adhesión a la Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP). Una red compuesta por más de 40 organizaciones de solidaridad con Palestina que abarca todo el territorio español.
En el año 2005, ante la persistente violación de los derechos humanos que realiza Israel, numerosas organizaciones de la sociedad civil palestina hicieron un llamamiento al boicot. La RESCOP sería la principal institución que en nuestro país ha cogido este testigo. El boicot a Israel tiene cómo objetivo lograr que se respeten los derechos del pueblo palestino. Resumidamente las principales reivindicaciones son:
  • Retirada del Ejercito de Israel de los territorio ocupados.
  • Desmantelamiento del muro de apartheid.
  • Desmantelamiento de los asentamientos ilegales.
  • Reconocimiento del Estado Palestino soberano e independiente.
  • Derecho al retorno a sus lugares de origen de toda la población palestina refugiada.
  • Liberación de los prisioneros y prisioneras políticos de Palestina.
Es importante señalar que todas estas reivindicaciones están respaldadas por las correspondientes resoluciones de las Naciones Unidas. De hecho, Israel, al no cumplirlas, se sitúa directamente fuera de los márgenes de la legislación internacional vigente. Igualmente, es importante destacar que RESCOP rechaza el racismo y la xenofobia y, por lo tanto se declara abiertamente contraria al antijudaismo y al antisemitismo. Los motivos que nos llevan a impulsar el boicot a Israel no son raciales o religiosos, si no políticos y humanitarios y de extrema gravedad, el hecho de que Israel esté violando sistemáticamente los derechos humanos más elementales.

Para aquellos que todavía no os habéis hecho simpatizantes del colectivo os animamos a que lo hagáis. Hacerse simpatizante no supone ningún esfuerzo. Sencillamente es declarar que se apoya la causa palestina y que se apoya el boicot a Israel como una medida necesaria para acabar contra el apartheid al que tienen sometido al pueblo palestino. Los que todavía no lo sois, solo tenéis que decirnoslo (colectivoalmadafa@gmail.com). Animaros, es muy importante para la causa palestina que quede patente que en Zamora hay un respaldo social real.
Pata acabar, os facilitamos un vídeo que sintetiza los motivos del boicot a Israel: http://wp.me/p71UHh-6os. Hacemos un llamamiento a su visualización y a su difusión ya que es verdaderamente clarificador.
Muy cordialmente,
Colectivo de Solidaridad con Palestina - Al'Madafa (Zamora)

jueves, 2 de junio de 2016

Mediterráneo - Fotos Contra el Olvido. Palestina - 22/05/16

El poder de la fotografía para mostrar la historia reciente y ponerla en su sitio es enorme. Lo sabían la periodista Teresa Aranguren y la fotógrafa Sandra Barrilaro y por eso han editado el libro “Contra el Olvido. Una memoria fotográfica de Palestina antes de la Nakba,18889-1948)” Ediciones del Oriente y del Mediterráneo. El documento muestra cómo en ese lugar había un país moderno, con toda su infraestructura y sus ansias de evolución, con cierto toque occidental. Fotos de mujeres sin velo, de bodas según las diferentes religiones que compartían vecindad, de líneas aéreas y hospitales oftalmológicos móviles, eso era Palestina antes de 1948 y no ese lugar desierto y sin vida que tanto se anunciaba. Hablamos con Teresa y Sandra de esa realidad silenciada que ahora los álbumes familiares rescatan . Leemos fragmentos del libro de Lina Meruane “Volverse Palestina” Random House. Lina hizo el viaje inverso, sus padres tuvieron que abandonar Palestina y se afincaron en Chile donde ella nació. Ahora Lina busca las raíces que su familia se ha visto obligada a olvidar. La voz de Montse Soto nos acompaña en el camino de la lectura. Escuchamos la música de: Zoobazar-Assyria;Ravid Hang +Silvia Perez Cruz-Vestida de nit; The Idan Raichel Project-Achshav Karov;Yemen Blues; Rim Banna; Musafir-Halleriya;Mû+ Sasha-Unaak.

Mediterráneo - Fotos Contra el Olvido. Palestina - 22/05/16

viernes, 20 de mayo de 2016

Apoyo desde los pueblos zamoranos sin gente al pueblo palestino sin tierra

Aunque llegue la primavera y con ella renazcan los campos y anden por estas tierras sacando Cristos, santos y Vírgenes en procesión para bendecirlos y pedir que llueva o que escampe según vaya la fiesta, vuelve la estadística del censo a amargarnos las avellanas y roscas de la romería, despidiendo a más de tres mil zamoranos que han desaparecido de nuestros pueblos. 

Pasan a la categoría de héroes quienes permanecen con las escuelas transformadas en viejos teleclubes sin TDT, los servicios sanitarios recortados, el autobús que solo llega a la demanda si hay cobertura de móvil, los comercios cerrados, las tierras amenazadas por el jabalí y el ganado por la PAC europea y el lobo autóctono. 

Vale que me ha quedado pesimista la anterior parrafada, porque hay quien busca y encuentra yacimientos de empleo en el sector medioambiental y turístico. Y porque en el pueblo se vive bien, si hubiera más gente, si el campo diera para vivir, si pudieran seguir nuestros hijos y sobre todo nuestras hijas. Porque las mujeres no se quedan ni aunque nos las traigan en las caravanas de solteros, resistentes pobladores orgullosos de su trabajo, de su tierra. 

Tierra es lo que sobra y gente falta para trabajarla. Tres mil menos al año es un drama, lento, pero cada vez más acelerado. Es lo que pasa en Zamora donde hay tierras sin pueblo que las cuide. 

Pero también hay pueblos sin tierra que en el corazón internacionalista de la izquierda social y política siempre han tenido un sitio donde asentarse, como los cercanos pueblos saharaui y palestino. 

Y en este mes de romerías y manifestaciones por estos lares, que comienza el 1 de mayo reivindicando trabajo y sigue todo el mes implorando agua para el pan y el vino, el pueblo palestino rememora una fecha triste, Al Nakba, que se sufre desde 1948 cuando fueron expulsados de su tierra, y que sigue hasta hoy a través de una limpieza étnica más sutil, pero no menos dura, que impide al pueblo palestino vivir, trabajar y cuidar su tierra en paz. 

La Nakba sucedió un 15 de mayo (no todo ha sido en mayo 15M), cuando en estas tierras se celebra el patrón de los labradores, de los que trabajan su tierra o la del patrón, o sea, el amo. Ese día le quitaron la tierra de Palestina a quienes la trabajaban. 
Y quitarle a un pueblo la tierra donde asentarse, es una forma de acabar con todo un pueblo. 

Pero el pueblo palestino resiste, con un apoyo ganado a pulso en los organismos internacionales que a duras penas van reconociendo sus derechos, y con la solidaridad de otros pueblos con tierra. 

Desde esta provincia de pueblos al borde del desierto demográfico, los zamoranos que conocen el valor de la tierra son capaces de entender que un pueblo necesita para sobrevivir un lugar donde plantar su tienda, un lugar donde plantar la tierra. 

Esa tierra que es nuestra, y tuya y de aquel, de Juan y María, de Hayat y Yaser. 

Los grupos y personas que apoyamos las actividades del colectivo Al Madafa de Zamora manifestamos nuestra solidaridad desde los pueblos que languidecen y se quedan sin gente, hacia los pueblos a quienes han arrebatado la tierra por la fuerza. 

Para que puedan volver a su tierra; para que no se vayan. 

(*) Teniente de alcalde del Ayuntamiento de Zamora

sábado, 14 de mayo de 2016

El Colectivo de Solidaridad con Palestina de Zamora celebra con éxito un acto en conmemoración de la Nakba palestina.

El colectivo de Solidaridad con Palestina – Al'Madafa (Zamora) celebró el pasado jueves días 12 un acto en conmemoración del día de la Nakba el 15 de mayo. Pese a al gran número de actos que se realizaban esa misma tarde en al ciudad de Zamora los miembros del colectivo se muestran contentos por el éxito de asistencia y agradecen la presencia de conocidos miembros del PSOE y Ahora Decide. Así mismo, agradecen haber contado con la colaboración del ayuntamiento y numerosas organizaciones sociales, políticas y sindicales de la ciudad de Zamora.




El acto consistió en la proyección del documental “La Nakba permanente”. Un documental que muestra el proceso de ocupación y el estado de apartheid implantado por Israel en Palestina. En este interesante documental participan reconocidos intelectuales españoles, entre los que destaca Arcadi Oliveres, profesor titular del departamento de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, y miembro destacado de la ONG Justicia y Paz.




Posteriormente a la proyección del documental, moderado por el antropólogo y abogado, impulsor del grupo “Punto de Fuga” Pepe Calvo, se abrió un debate entre los asistentes al acto en un ambiente distendido y dialogante, en el que se plantearon numerosas cuestiones importantes. Especialmente interesante fue la intervención de José Luis Gómez, concejal no adscrito en el ayuntamiento de Zamora, cuando señaló la necesidad de acompañar la actitud de denuncia de propuestas que ayuden a encontrar soluciones. Para los miembros del Colectivo de Solidaridad con Palestina todo proceso de paz pasa por que Israel abandone su política de apartheid y limpieza étnica hacia el pueblo palestino. La falta de voluntad del ejecutivo Israelí en ese sentido y sus continuas violaciones de los derechos humanos es lo que según el Colectivo Al'Madafa hace preciso que se presione a Israel. Cualquier solución en palestina pasa por el reconocimiento de los derechos humanos del pueblo palestino y por el reconocimiento a su derecho a la autodeterminación como pueblo.

Colectivo de Solidaridad con Palestina – Al'Madafa (Zamora)

14 de mayo del 2016

viernes, 13 de mayo de 2016

BASTA DE COMPLICIDAD CON ISRAEL

El día 15 de mayo es el 68 aniversario de la Nakba. El día en el que Israel se constituyó como estado iniciando un proceso de limpieza étnica sobre Palestina. Ochocientas mil personas fueron expulsadas de sus hogares, en muchos casos para ser sustituidas por personas venidas de otras zonas del planeta, mientras que aquellos que no fueron expulsados quedaron sometidos a la autoridad de un Estado confesional y hostil a la población árabe.


Para entender la constitución del Estado de Israel tenemos que remontarnos a la Europa imperialista de finales del siglo XIX. En estos años Europa había logrado un impresionante desarrollo técnico y político. Gracias, por un lado, a la revolución industrial, y debido, por otro lado, al desarrollo de las sociedades modernas capitalistas, la capacidad económica, política y militar de Europa a finales del siglo XIX era prácticamente incontestable. En este momento, Europa se volcó en un proceso de colonización brutal sustentado sobre dos mitos: la supuesta supremacía blanca y la supuesta pretensión civilizadora sobre los territorios colonizados. Detrás de estos dos mitos se encontraba la insaciable ambición de la clase capitalista europea y su pretensión de controlar y explotar las riquezas de los territorios conquistados. Es al hilo de estos mitos que a finales del siglo XIX aparecerá el sionismo.

Pero, ¿Qué es el sionismo? El sionismo defiende el establecimiento de un Estado judío en Palestina. Esta idea se sustenta sobre los mitos de la supremacía occidental, un supuesto carácter civilizador y el supuesto derecho religioso de origen bíblico de la población judía sobre palestina. Estos principios, que tanto recuerdan al colonialismo europeo de finales del siglo XIX y principios del XX, son la base ideológica sobre la que se sustenta el Estado de Israel. Profundizando en el carácter colonial de la empresa israelí, a muy pocos se nos escapa el valor geoestratégico de oriente próximo y el papel de Israel cómo principal valedor de los intereses imperialistas de Estados Unidos en la zona. No olvidemos que Estados Unidos dona anualmente unos 3.000 millones de dolares a Israel.

Cómo ya hemos señalado el Estado de Israel inicia su andadura protagonizando una sangrienta limpieza étnica sobre territorio Palestino. Al mismo tiempo, estableció un estado de apartheid que en la actualidad se traduce en la suspensión de los derechos de ciudadanía más elementales. Israel impone a la población palestina graves restricciones en la movilidad, detenciones ilegales, ejecuciones extrajudiciales (desde el mes de octubre el ejército de Israel ha segado la vida a más de 200 personas), expropiaciones de tierras y hogares, restricciones en los suministros de agua, luz y gas, duras limitaciones a las actividades económicas... sin hablar de las acciones militares sobre la Franja de Gaza, operaciones que en los años 2009, 2012 y 2014 supusieron la muerte de miles de civiles.

Esta situación plantea un problema humanitario de primer orden. Las propias Naciones Unidas han señalado que la situación en la Franja de Gaza es insostenible a cinco años vista. La vida bajo la ocupación militar israelí en palestina es un infierno. Muchos de los refugiados que en la actualidad aventuran su vida en el mar Mediterráneo han iniciado su vida como refugiados con motivo de la limpieza étnica que de facto práctica Israel en Palestina. Esta es una situación intolerable que requiere de una intervención inmediata de la comunidad internacional. Israel no puede mantener suspendidos los derechos fundamentales de los seres humanos de modo indefinido.

Ante la opresión israelí, en el año 2005 numerosas organizaciones de la sociedad civil palestina hicieron un llamamiento al boicot internacional al Estado de Israel. El objetivo no es otro que hacerle respetar los derechos inalienables del pueblo palestino. Esta campaña ha sido respaldada por reconocidas personalidades de la política, la cultura y la religión, cómo el arzobispo sudafricano y Premio Nobel de la Paz Desmon Tutu, el famoso científico Stephen Hawking o el superviviente del campo nazi Buchenwald y participante en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Stéphane Hessel. Ante la falta de sensibilidad del Estado de Israel y ante su reiterado incumplimiento de las resoluciones emitidas por las Naciones Unidas, es preciso que se implementen medidas de presión que pongan fin al ignominioso estado de apartheid que ha establecido Israel contra el pueblo Palestino.

Rafael Cordón Pino
Miembro del Colectivo de Solidarida con Palestina – Al'Madafa (Zamora)

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

http://www.laopiniondezamora.es/opinion/2016/05/12/basta-complicidad-israel/924765.html